A cuidarnos!

¿Qué es el Autocuidado y que herramientas podemos implementar para practicarlo?

Te ha pasado alguna vez que la gente te dice que es muy importante practicar el autocuidado, sin embargo tanto ellos como tú, pese a estar de acuerdo con esto, no logran mantener una actitud constante de cuidado propio. Y es que claro, a veces sabemos que algo es importante pero no le tomamos el peso. Eso solo pasa cuando caemos en colapso y nuestros niveles de estrés se desbordan. Lamentablemente somos una sociedad reactiva más que precavida,  acostumbrada a pedir ayuda cuando las cosas se salen de nuestro manejo. Hoy quiero invitarte a conocer el concepto de autocuidado y también a ver cómo puedes ponerlo en práctica.

Desde la Filosofía, el autocuidado se refiere al cuidado y cultivo de uno mismo en un sentido integral, centrándose en particular en el alma y el conocimiento del yo. El cuidado personal se aprende, tiene un propósito y es continuo, por lo tanto depende única y exclusivamente de nosotros mismos. Dorothea Orem (Enfermera Norteamericana),  lo define como el “conjunto de acciones intencionadas que realiza o realizaría la persona para controlar los factores internos o externos, que pueden comprometer su vida y desarrollo posterior”. El autocuidado por tanto, es una conducta que realiza o debería realizar la persona para sí misma. Según Orem, es una actividad aprendida por los individuos, orientada hacia un objetivo, contribuyendo constantemente a la propia existencia. Para lograr que las personas sean capaces de realizar conductas para su propio beneficio, se deben hacer partícipes de sus acciones, deben ser capaces de reconocer los potenciales que poseen para lograrlo, teniendo en cuenta que existen factores básicos que pueden condicionarlo.

Además el autocuidado es una ACTITUD que implica un conjunto de:

Pensamientos: “uno maneja su propio destino”, “mientras más me cuide, mejor será mi calidad de vida”. Podemos trabajar los pensamientos puede ser aprendiendo a trabajar un estilo de pensamiento optimista.

 

Emociones y Afectos: “quiero disfrutar la vida a pleno”, “mi bienestar y el de mi familia son lo más importante”. Una buena forma de trabajar los afectos y las emociones puede ser a través de las “Tarjetas Quiérete”, en las cuales podrás encontrar distintas acciones para que cada día puedas sacar una al azar y practicar distintas formas de cuidarte de manera amorosa y simple. Es una excelente forma de hacerse cariño a uno mismo y cuidarse.

 

Conductas o hábitos: que tiene que ver con alimentarse sanamente, mantener una buena higiene personal , del sueño (dormir bien y descansar) y del puesto de trabajo, realizar pausas activas durante la jornada laboral, etc.

 

 

Recuerda que existen 3 palabras que pueden cambiar tu vida: “EMPIEZO POR MI”

 

 

Ps. Vanessa Evans.

Publicado el 24/06/2019 por Shertzer y Compañía Creativos Limitada
A cuidarnos! - Ochofortuna

A cuidarnos!

¿Qué es el Autocuidado y que herramientas podemos implementar para practicarlo?

Te ha pasado alguna vez que la gente te dice que es muy importante practicar el autocuidado, sin embargo tanto ellos como tú, pese a estar de acuerdo con esto, no logran mantener una actitud constante de cuidado propio. Y es que claro, a veces sabemos que algo es importante pero no le tomamos el peso. Eso solo pasa cuando caemos en colapso y nuestros niveles de estrés se desbordan. Lamentablemente somos una sociedad reactiva más que precavida,  acostumbrada a pedir ayuda cuando las cosas se salen de nuestro manejo. Hoy quiero invitarte a conocer el concepto de autocuidado y también a ver cómo puedes ponerlo en práctica.

Desde la Filosofía, el autocuidado se refiere al cuidado y cultivo de uno mismo en un sentido integral, centrándose en particular en el alma y el conocimiento del yo. El cuidado personal se aprende, tiene un propósito y es continuo, por lo tanto depende única y exclusivamente de nosotros mismos. Dorothea Orem (Enfermera Norteamericana),  lo define como el “conjunto de acciones intencionadas que realiza o realizaría la persona para controlar los factores internos o externos, que pueden comprometer su vida y desarrollo posterior”. El autocuidado por tanto, es una conducta que realiza o debería realizar la persona para sí misma. Según Orem, es una actividad aprendida por los individuos, orientada hacia un objetivo, contribuyendo constantemente a la propia existencia. Para lograr que las personas sean capaces de realizar conductas para su propio beneficio, se deben hacer partícipes de sus acciones, deben ser capaces de reconocer los potenciales que poseen para lograrlo, teniendo en cuenta que existen factores básicos que pueden condicionarlo.

Además el autocuidado es una ACTITUD que implica un conjunto de:

Pensamientos: “uno maneja su propio destino”, “mientras más me cuide, mejor será mi calidad de vida”. Podemos trabajar los pensamientos puede ser aprendiendo a trabajar un estilo de pensamiento optimista.

 

Emociones y Afectos: “quiero disfrutar la vida a pleno”, “mi bienestar y el de mi familia son lo más importante”. Una buena forma de trabajar los afectos y las emociones puede ser a través de las “Tarjetas Quiérete”, en las cuales podrás encontrar distintas acciones para que cada día puedas sacar una al azar y practicar distintas formas de cuidarte de manera amorosa y simple. Es una excelente forma de hacerse cariño a uno mismo y cuidarse.

 

Conductas o hábitos: que tiene que ver con alimentarse sanamente, mantener una buena higiene personal , del sueño (dormir bien y descansar) y del puesto de trabajo, realizar pausas activas durante la jornada laboral, etc.

 

 

Recuerda que existen 3 palabras que pueden cambiar tu vida: “EMPIEZO POR MI”

 

 

Ps. Vanessa Evans.

Publicado el 24/06/2019 por Shertzer y Compañía Creativos Limitada